Publicidad

Un Mar de Probabilidades: Certezas Imposibles

tanto_por_cientoUna de las cosas que más me sorprende todavía hoy es descubrir en los usos y expresiones del trader popular [o trader foril, si así lo prefieren] su irracional aversión [odio o repugnancia; según el DRAE] por considerar la especulación como un evento estadístico. Siguen como pollos sin cabeza a cualquiera que, con razón o sin ella, les venda una recomendación en forma de certeza absoluta.

Si se observa una determinada situación técnica y se escribe “existen mayores probabilidades de subida” o “las probabilidades de que se produzca ese movimiento son superiores a la media”, este tipo de enunciados son tenidos por timoratos y poco comprometidos. Un “¡¡esto se va al infierno!!” o “¡¡subida segura e imparable!!” es lo que la masa prefiere.

Es como pensar que quien más grita, más razón tiene; o quien se comporta más groseramente es porque está más indignado.

Esa sería una primera explicación, aunque también existe una segunda, que es la pura y simple cobardía [falta de ánimo y valor, según el diccionario]. Si le haces caso a un guru de esos que proclama a gritos ESTÁR SEGURO de lo que va a pasar y se equivoca, se equivoca él y el trader indeciso queda igual de desplumado, pero tiene a quien echar la culpa de su error. Si alguien le habla de situaciones probables, le obliga ha de tomar una decisión personal, y aflora su cobardía y teme equivocarse. Existe una gran diferencia entre un trader novato, que duda y probablemente se equivocará en su proceso de aprendizaje y un trader cagón que sólo busca a quien echar la culpa de sus errores.

Hay quien está dispuesto a cualquier estupidez por no afrontar que vivimos en un mar de probabilidades, desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, y en los Mercados, incluso cuando dormimos.

[Seguirá…]

Publicidad

2 responses to “Un Mar de Probabilidades: Certezas Imposibles

  1. Yo, tarde, mal y arrastro, como dice un amigo mío.
    Llevaba un tiempo sin leer tu blog y ahora me he enterado del fallecimiento de tu padre.
    Sólo quiero desde estas líneas mandarte un tardío pero cariñoso abrazo. A tí y a tu familia.
    Si nosotros estamos orgullosos de tí Xavier, imagínate cómo lo estará él.
    Ánimo y adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>