Publicidad

Terra y la Banca Tuvieron la Culpa

terraCreo que nunca he explicado la razón del principio de mi interés por los Mercados. Intentaré hacerlo con la mayor brevedad posible.

Es necesario explicar que por los inicios de aquel año 2000 yo era un pequeño empresario, algo amargado, eso sí, porque en mi país ser empresario exigía entonces [y creo que también ahora] prácticamente renunciar a ejercer tu profesión para dedicarte casi en exclusiva a vender, gestionar papeleo burocrático, soportar clientes que no deberían serlo y negociar con bancos, todas ellas ocupaciones distintas a las que a mí siempre me han gustado.

Eran tiempos más o menos buenos para las empresas del sector TI, aunque para unas más que para otras [como casi siempre, y también como casi siempre por razón de tamaño más que de capacidad; algún día habrá que explicar el enorme daño que ha causado el sempiterno quasi-monopolio de Telefónica sobre las TI en España].

Además, siguiendo una extraña moda, algunas empresas TI [de hecho, muchas] habían sido “colonizadas” por una extraña especie de tipos engominados de traje caro y corbata de seda, que no tenían ni idea de lo que hacíamos los técnicos pero sabían que [ellos] serían capaces de multiplicar facturación y beneficios por cien, por mil o por lo que les diera [a ellos] la gana en los siguientes años. Sí, eran los tiempos de la “burbuja tecnológica”. Los profesionales carecíamos de “visión comercial y de futuro“.

La directora de mi caja, tras mucho intentarlo, consiguió convencerme de que hablásemos de mi futuro económico. Iba a ofrecerme un plan de pensiones basado en un fondo de inversión que me aseguraría una jubilación de oro.

Llegué pronto y esperé fuera de su despacho. Entonces la escuché a través de la puerta entreabierta como convencía a un acomplejado matrimonio [ya pensionistas], de que invirtiese un buen pellizco de sus ahorros en Terra, bajo el argumento que “si había llegado a 100 euros, podía llegar a 1.000“.

Yo, que entonces no sabía nada del funcionamiento de los Mercados [ y ahora, poco 😉 ], sí que tenía conciencia clara que Terra no tan sólo no podía valer 100, sino que seguramente no valía ni la décima parte de eso. Era una auténtica salvajada económica, una locura revestida de modernidad tech, eso sí, con corbata de seda y toneladas de gomina.

Me levanté de la silla y pedí que me excusasen ante la directora. En aquellos tiempos y como empresario no me podía permitir el lujo de desairarla. Pero aquel mismo día me di cuenta que NADIE cuidaría mejor de mis ahorros que YO MISMO, y que ese tema era lo suficientemente importante para NO dejarlo NUNCA en manos de terceros. Debía dedicar tiempo y esfuerzo a aprender a gestionar mi propio dinero y, si lo perdía, no sería por la negligencia, la estupidez o la mala fe de una inepta directora de sucursal bancaria.

La empresa Terra salió a bolsa el día 17 de Noviembre del año 1999 a un precio por acción de 11,81 Euros, la demanda de sus acciones fue tan grande que estas se dieron por sorteo (…) El 14 de Febrero del año 2000, Terra alcanza su máximo historico en 157,6 Euros y en Abril del año 2000 comienza la crisis de las «punto com» en Estados Unidos, la cual arrastra a Terra (…) El 28 de Mayo del año 2003 Telefonica presenta una oferta por el 100 % de su capital, pagando 5,25 Euros por acción (…) cosa que no contenta nada a los pequeños accionistas. El 14 de Febrero la CNMV suspende la cotización de Terra en bolsa y finalmente hoy 15 de Julio del 2005 Terra cotizará por última vez en bolsa.

Fuente: Microsiervos

Publicidad

2 responses to “Terra y la Banca Tuvieron la Culpa

  1. Estoy completamente de acuerdo contigo. Nadie puede gestionar mejor que uno mismo su dinero. Ahora, con lo poco que se, ni se me pasaria por la cabeza invertir en un fondo o en un plan de pensiones.
    Con un poco de perseverancia y preocupación por adquirir conocimientos uno puede gestionar su propio fondo y seguro que mejor y más agilmente que cualquier gestora.
    Respecto a los Planes de Pensiones creo que son una estafa descarada dentro de la legalidad.
    También mis conocimientos en el mundo de los mercados me han servido para darme cuenta, cuando hablo con un banquero que intenta venderme sus productos, que a poco que los aprietes, te das cuenta que saben muy poco de mercados financieros.
    Son solo una correa de transmisión de su departamento de Marketing.
    Las finanzas son como la salud; mejor no dejarlo en manos de los supuestos profesionales y aprender a cuidarse uno mismo.
    Saludos

  2. Estimado Blai,

    Lo puedes decir mas alto pero no mas claro y eso que a mí no me fue mal lo que diré a continuación.

    Allá por 1993 conocí a un Director de sucursal de una caja de Barcelona, instalada donde vivo y puse una cantidad de dinero (que de la época estaba muy bien), y bueno todos los días tenía la cantidad aumentada en una horquilla que va de las 90 a las 160 pesetas. No estaba mal la verdad hice un buen dinerillo extra. Mas tarde pesaba…..”estos también les tocará algo” luego ya no volví a pensar mas, hace un año y medio me metí en bolsa como vosotros, y pienso….¿ cuánto se quedaron éstos negociando en bolsa con mi dinero?

    Ahora leyendote a tí, pienso como tú, nadie mejor que un mismo para gestionar y mover su dinero.

    Un cordial saludo y aunque escriba poco, te leo todos los dias no solo en tu blog, sino en los foros en los que escribes, de los cuales y en especial en Dias de Bolsa y a todos sus foreros que sois acojonantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>