Publicidad

Somos Matemáticamente Idiotas

Si quieres mentir sin pudor, sólo tienes que dar a tus afirmaciones un aspecto matemático o estadístico y todos los matemáticamente idotas del mundo quedaremos desbordados y sin posibilidad de comprensión ni de réplica. No hace falta ser muy sofisticado. Basta con confiar que la gente es incapaz de manejar un tanto por ciento ni una regla de tres.

Por ejemplo, cuando el IVA sube del 18% al 21% y sube 3 puntos porcentuales, NO subre un 3%, sino que la subida es de un 17%.

Parece que se sea más benevolente con la subida del tipo de IVA del 8% al 10%, pues “sólo” sube 2 puntos porcentuales. Pero este aumento representa incremento en este tramo del 25%.

Otro truco matemático para maximizar o minimizar [según interese en cada caso] los datos es convertirlo en dinero efectivo. Así, si queremos minimizar la subida, pondremos como ejemplo cosas de poco valor. Por ejemplo, en un kg de fruta que hasta ahora nos costase 1 € [1,08 € IVA incluido], a partir de ahora nos costará 1,10 €. Dos insignificantes céntimos más.

Por el contrario, si trabajásemos para un medio afín al partido en la oposición y lo quisieramos maximizar, podríamos poner como ejemplo la compra de un coche de 15.000 €, donde el IVA pasará de los 2.700 € del 18% anterior a los nuevos 3.150 € de aplicar el nuevo tipo del 21%. Ambos casos son matemáticamente igual de ciertos, pero la sensación creada no es la misma. Seguramente la recaudación del Estado será mucho mayor por la acumulación de los céntimos aplicados de fruta que la de las ventas de coches.

Para todos aquellos que quieren estar al tanto tanto de las tonterías numéricas publicadas como de las manipulaciones, recomiendo encarecidamente el sitio web Malaprensa dedicado a los errores y chapuzas publicados en la prensa española: números equivocados, gráficos incorrectos, fallos lógicos, conceptos erróneos, mala interpretación de estadísticas o datos científicos.

Especialmente interesante su último artículo, donde se saca la calculadora para prever las consecuencias matemáticas reales de la populista  y generalmente bien recibida propuesta de reducción 30% en el número de concejales. “Bien hecho”, opinaba la mayoría. “Menos chupones profesionales y menos gastos”, sentenciaban casi todos.

Pero, como demuestra el artículo, resulta que esta norma lo que conseguirá no es tanto reducir los gastos sino expulsar prácticamente a las agrupaciones y partidos minoritarios en favor de los mayoritarios [adivinen cuáles] esos sí repletos de políticos profesionales. Además, se rebaja el listón para obtener mayorías absolutas en los ayuntamientos con sólo situarse entre el 30 y 40% de los votos. ¿De verdad era eso lo que queríamos?

Somos matemáticamente idiotas, y el problema es que ELLOS lo saben.

Publicidad

5 responses to “Somos Matemáticamente Idiotas

  1. Aunque me gusta particularmente el título, también me tienta este otro: “La Falacia de las Ciencias Exactas”. Como toda herramienta, la matemática no es ni buena ni mala, sino que depende del uso que le demos. De hecho, no por ser unívoca va a ser menos manipulable que el resto.

    Recuerdo como unos lustros atrás cierto profesor se esforzaba en enseñarnos la diferencia entre los datos en bruto y la información que se podía extraer de estos mediante su tratamiento. Desgraciadamente no todo el mundo recibió o recuerda esta valiosa lección, casi tanto como otra de mi infancia, cuando otro profesor nos hablaba del sentido común o el menos común de los sentidos, según sus palabras.

    Esto me lleva de vuelta a la importancia del espíritu crítico, algo de lo que hablé en mi anterior comentario en este blog en el artículo: bolsaydatos.com/la-virtud-de-la-patata-y-la-vileza-de-la-accion.html

    Sólo un análisis crítico de lo que se nos presenta como información y en realidad son datos nos permitirá conocer la realidad oculta detrás de la estadística, mediante el contraste por otras fuentes, una correcta valoración y la adaptación al contexto que nos resulte de utilidad.

    Por ejemplo, en el caso de la subida del IVA que nos ocupa, según mis cuentas en un hogar típico, con dos adultos y dos niños, sólo entre manutención y recibos de suministros (luz, agua, gas, teléfono) el sobrecoste será de entre 180 y 240€ al año.

  2. Una de las tres patas de las crisis (o de cualquier proceso especulatorio)es precisamente ese; saber calcular el interés simple/variable, calcular porcentajes, etc… de no saberlo, pues ocurre lo que ocurre que te acabas comprando un pisito de ochenta metros al precio de una mansión, qué luego evidentemente no podrás pagar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>