Publicidad

Seres Humanos y Muy Humanos

Seres Muy HumanosUna semana fuera y a la vuelta, ¡más de sesenta correos por responder!

En fin, espero que tengan paciencia conmigo. Que luego me pasa lo que me pasa, que me encuentro con amables usuarios [como en Borsadiner] que me saludan amablemente:

– ¿Eres Blai?

– El mismo, – respondo yo con la mejor de mis sonrisas.

– Hace unas semanas te envíe un correo preguntándote…

– Y, ¿qué te respondí?, – digo yo, temeroso de la respuesta…

– Pues, no lo hiciste – me dicen acompañándolo de una generosa y habitualmente comprensiva sonrisa.

¡Tierra, trágame!

En fin, ya hace mucho que sufro ese problema y os pido comprensión. Y lo mejor del caso es que me la concedéis con gran generosidad. Gracias a todos por vuestra paciencia.

Tengo un buen amigo que dice y repite que en este vasto mundo hay seres humanos y MUY humanos; y lo aplica en todas las acepciones posibles, las buenas y las malas. Yo, ahora mismo, me siento MUY humano, aunque sólo sea en el sentido de sujeto machacado y agotado.

Por suerte, esta semana he [casi] acabado un largo y complicado proyecto que me ha llevado desde marzo y hasta ahora mismo, con especial dedicación durante el mes de agosto, aprovechando que la empresa estaba vacía para hacer cambos sustanciales tanto en los sistemas como en su reorganización.

Así que, prácticamente  sin vacaciones y bastante cansado, física y mentalmente. Pero, no me qejo, que en estos tiempo no está el tema del trabajo para andar quejándose por ternerlo.

El problema es que, cuando se llega a la finalización de uno de estos proyectos largos-largos, parece que psicológicamente alcancemos la meta literalmente con el último resuello,  sin la capacidad de dar un solo paso más.

Todo esto es para anunciar aquellas cosas que tengo ganas de emprender casi de inmediato…, en cuando me recupere y sea capaz de contestar [al menos] la mayor parte de los correos recibidos. Al resto, mis disculpas y si es muy importante para ustedes, les ruego que insistan, que estoy seguro que, además, cada semana se pierden unos cuantos mails en ese limbo digital donde reposan todos los mensajes perdidos y nunca recibidos; (buen tema para Ruiz Zafón).

A partir de la próxima semana ya recuperaré algo de mi vida y les iré contando en qué me ocuparé. Sin duda en continuar con mi algo severo y autocrítico mini-manual sobre Koncorde y lo que es prudente esperar de él. Y muchas más cosas que se han ido acumulando.

Si las cosas ruedan de cara, este año los Reyes Magos nos traerán muchas cosas como novedades. Ya lo verán.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>