Publicidad

Retrato Gráfico del 2011

Desde hace algún tiempo tengo por costumbre empezar el año con un balance gráfico anual del año que acabó. Lo hago con la intención de poner en contexto mis propios resultados. Ya lo saben porque lo he explicado cada vez que viene al caso: soy un trader amateur que lo único que procura es obtener un rendimiento algo mejor de mi menguado patrimonio del que me ofrecería mi siempre tacaño banco.

Mi ventaja es que puedo estar fuera del mercado cuando eso es lo prudente, cosa que los profesionales difícilmente pueden permitirse. Es como salir a navegar sólo los más plácidos días soleados de verano o dedicarse a la marina mercante profesional y tener que capear todos los temporales.

Sirva esta entrada como terapia para todos aquellos traders aficionados o noveles a los que el presente ejercicio ha tratado mal o muy mal. Pongamos este año 2011 en contexto gráfico y así podremos evaluar más ecuánimemente nuestros propios resultados.


Empecemos por aquí con algunas obviedades matemáticas. El gráfico superior muestra las variaciones porcentuales sufridas por los valores del IBEX35 durante 2011. Es decir, si hubiéramos comprado uno de esos valores en la primera sesión del año y lo hubiéramos vendido en la última, ese sería el porcentaje ganado o perdido.

Cosas sencillitas, que yo no tengo formación económica, y me gustan las mates cuando simplifican y dan respuestas y no tanto cuando lo complican y se vuelven incompensibles. En un conteo simple, vemos que de los 35 activos del IBEX, 25 (71,42%) dieron un resultado porcentual negativo o inferior al 2% que me hubieran dado en el banco si dejo allí quietito mi dinero. Así que si hubiera comprado y mantenido durante todo el pasado año, sólo 10 valores (28,58%) me habrían rendido mejor que una simple libreta. O sea, que si hubiera invertido todo mi capital en un solo valor del IBEX35, hubiera tenido poco menos de 3 posibilidades sobre 4 de errar y perder.

Otra prueba simple: la diversificación. Si hubiese comprado una misma cantidad en acciones de cada uno de esos valores [digamos, 1.000 € de cada uno de esos 35 valores] el resultado hubiese representado una pérdida del -9,52% [pérdida porcentual media], o lo que es lo mismo, de mis 35.000 € al final del año mi capital se habría menguado en 3.332 € y sería ahora de 31.668 € [comisiones al margen].

¿Y si hubiésemos apostado por un futuro sobre el índice IBEX o, lo que es lo mismo, hubiésemos diseñado una cartera teniendo en cuenta la ponderación? Pues la cosa, como veremos ahora mismo habría sido todavía peor, pues la pérdida estaría entonces sobre el -13%.

BLUE CHIPS O CHICHARROS

Otro gráfico, a mi juicio interesante, especialmente para aquellos que se preguntan si el problema de sus pobres resultados está en el tipo de valores por los que apuestan dependiendo de su tamaño. ¿Mejor Blue Chips que chicharros? ¿Mejor optar por valores de tamaño medio?

Esta es la respuesta gráfica a esa duda. Si hubiésemos apostado a una cartera [o a un futuro] con una composición idéntica al IBEX-35, nuestra pérdida habría sido del -11,43%. Pero una cartera que replicase al índice de empresas de mediana capitalización [Med Cap] habría perdido hasta un -19,20%. Y, los chicharros o valores de pequeña capitalización [Small Cap] no han sido tampoco ninguna alternativa. De hecho su comportamiento general ha sido peor aún, perdiendo hasta un -22,76%. Así pues, en el mercado español no había dónde meterse. ¿Quizás debimos invertir en valores foráneos?

¿EL DORADO ESTABA MÁS ALLÁ?

¿Acaso fue nuestro error no invertir en valores extranjeros? ¿Europeos o americanos? Otro gráfico para sacarnos de dudas.

La duda se resuelve casi de inmediato sólo dando un vistazo [las pequeñas diferencias entre gráficos se deben a que hay alguna sesión de diferencia entre capturas; cosa de décimas]. Si hubiésemos apostado por el mercado alemán [DAX] nos habría podido ir un poquito menos mal, pero sólo un poco. Nuestras pérdidas hubieran seguido estando por encima del 10% en cualquier caso. Pero comparado con el índice de las 50 mejores empresas europeas [ESTX50], todavía habría quedado lucido, pues está casi 5 puntos por debajo en cuanto a rentabilidad. Como se puede observar, sólo el SP 500 norteamericano se situó en positivo un +1,54%, aunque la verdad, si lo pensamos bien poca compensación para tanto riesgo y esfuerzo.

COMO CONCLUSIÓN: ¿ACASO SOY UN TRADER PÉSIMO?

Podría hacer muchas valoraciones sobre lo anterior, pero prefiero que cada cual saque sus propias conclusiones. Yo, por mi parte, voy a exponer unas pocas de las mías.

1) Cuando lean que alguien declara que este pasado ejercicio ha superado al mercado en un 5%, está admitiendo que ha perdido un 8%. Con los números, todo depende de cómo se diga.

2) Cuando les digan que sus resultados han sido malos porque no confían su dinero a un fondo de su banco, revise los resultados de sus fondos [de todos ellos] en de último año sobre renta variable española, y a ver qué tal.

3) Muchos nos animan a operar, operar y operar sin pausa. Pero, no lo olviden, ellos viven de nuestras comisiones por operación. Necesitan que operemos, sea bien o mal. Nosotros sólo necesitamos operar bien, así que, eso siempre les conviene a ellos, no a nosotros.

4) Estamos pasando una de las etapas bursátilmente más complicadas en décadas. Si te has incorporado a los mercados durante estos últimos 5 años, este es el panorama contra el que te has enfrentado [sin olvidar que la prohibición de cortos no ha facilitado el trabajo de rentabilizar la tendencia principal].

Amigo mío, estamos tradeando en un mar embravecido con nuestras barquitas de remos, así que sé generoso contigo mismo y con tus resultados. Sé prudente que, cuando consigamos salir de esta, acabaremos siendo auténticos lobos de mar.

[Para ver los gráficos con mayor detalle, pulsar aquí]

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>