Publicidad

Prisa: su Historia Según Koncorde

La semana pasada un amable colega me solicitó un análisis sobre Prisa. Pero, más allá de esa anécdota, me quedé observando largo rato el gráfico semanal de ese valor por Koncorde y, casi de repente, me pareció que todos los movimentos del indicador revelaban una historia coherente.

Tomé aproximadamente los últimos cinco años de negociación y trazé unas líneas verticales en aquellos momentos donde, aparentemente, se iniciaban los movimientos significativos del área azul que, como todos sabemos ya, son los que el indicador atribuye a las manos fuertes o inversores profesionales. Por encima de cero, comprando; por debajo de cero, vendiento, con tanta mayor intensidad [entendida, si lo prefieren como unanimidad] cuanto mayor sea su distancia de cero. 

Así, en estos algo más de cinco años, podíamos diferenciar seis etapas:

La etapa 1 se inicia en marzo de 2003 con la inversión de la tendencia, después de hacer suelo sobre 4,81 euros  y finaliza, más o menos, sobre el primer cuatrimestre de 2004. En ella se observa actividad compradora tanto de manos fuertes como de manos débiles que lleva al valor en una pendienta alcista mantenida a alcanzar los casi 16 euros.

Despúes de eso el valor vemos claramente como los fuertes picos del área azul finalizan y se entra en un estado donde se visualizan movimientos de escasa intensidad. Así entre 2004 finales de 2005 se mantiene en un largo periodo de lateralidad [etapa 2] oscilando sin muchos sobresaltos entre 13,76 y 15,91 euros.

Pero, súbitamente,  hacia finales de septiembre de 2005, cuando se produce un tercer toque en máximos del valor sin poder superar los 16 euros, vemos el área azul girarse violentamente hacia ventas, marcando el inicio de la etapa 3. Ese periodo de distribución se realiza con todo éxito, pues hasta la semana del 8 de mayo de 2006 no se pierde el soporte de 13,76. Una vez superado el valor cae hasta los 11 euros, pero justo ahí los tibus se vuelven temporalmente compradores, detienen la caída e invierten la tendencia.

Y, ahí justo empieza la fase 4, que es la que a mí me parece más interesante y reveladora. Los tibus tienen papel en las manos y quieren seguir distribuyendo, pero NO a estos precios. Quieren hacerlo entre 16 y 14, como en la primera parte de la fase 3, y ¡vaya si lo consiguen!  Giran la tendencia del valor, intentan distribuir algo, pero el valor se frena y no puede con 13,76 a la primera, así que vuelven suavemente a la zona de compras y lo mandan [con la inestimable colaboración de los peques que seguramente gritan en los foros aquello del “corre, corre que se escapa”] a zona de máximos en 17, 23.

Pero justo a la que se situa en la zona cercana a los 16, giro brutal y a distribuir rápido. Eso es lo que sucede sin ningún disimulo en zona 5.

Al tocar los 8 euros, intentan de nuevo la trampa alcista, y les vuelve a salir más que bien, poniendo el valor en 12, y vuelta a empezar. Nueva distribución rápida y ya estamos en la etapa 6, en la que hemos pasado de 12 a 1,26 euros y los tibus siguen soltando papel.

Este ejemplo me parece realmente interesante porque se puede visualizar muy bien el uso de los movimientos de vaivén que aderezados con alguna noticia interesada y un poco de excitación sabiamente teledirigida en algunos foros permiten recuperar niveles de distribución perdidos, pero en los que la distribución se hace cada vez más rápida y violenta.

Me ha parecido que este gráfico, a modo de ejemplo, podría ser útil.

Que tengan una feliz y provechosa semana de trading.

Publicidad

3 responses to “Prisa: su Historia Según Koncorde

  1. Muy interesante, como siempre!

    En unas semanas te mandaré la versión preliminar del estudio del Koncorde en semanal, necesito tu opinión..

    Un saludo Blai:
    Adam.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>