Publicidad

Perjudicados Por La Tecnología

Hoy leía una excelente entrevista a The Pinker Tones. Al margen de ser un excelente grupo de música electrónica, tiene las ideas MUY claras. De su nuevo álbum, Modular, han regalado 50.000 copias en las estaciones de metro del país. ¿Locos? ¡Para nada! Extracto un fragmento de la entrevista:

¿Cómo ves el futuro de la SGAE, que ha desatado últimamente polémicas casi cómicas?

Ante todo lo que hemos querido es tender un puente de diálogo, que la gente se dé cuenta de que es un gesto de verdad, sin truco. La gente se ha acostumbrado a oír a los músicos quejarse continuamente de la pirateria desde hace tanto tiempo que ese discurso ya parece agotado y vacío. Hay que cambiar de discurso y volverse a entender con la gente. Educar siempre ha sido una buena alternativa a reprimir, que es lo único que está haciendo el Gobierno alentado por SGAE y la industria, intentando alargar hasta el infinito esta situación que se podría demominar de “industria ficción”. El CD ha perdido su valor en las cabezas de los españoles y es absurdo intentar convencerse de lo contrario. Sería muy beneficioso para todos que se empezara a plantear un debate un poco más serio y centrado en realidad, más que en cómo les gustaría a las discográficas o SGAE que fuera la realidad.

Es este regalo, además de una crítica a la industria, ¿es una forma de admitir que el músico se gana la vida en las tablas y no en las grabaciones?, ¿o es simplemente algo coyuntural para reivindicar algo?

Insistimos mucho en que la crisis discográfica es un tema global: en todo el mundo se venden menos discos físicos. PERO, en España no se venden discos, o almenos no los suficientes para mantener a toda la gente que en estos momentos vive de la venta de discos. En otros países se ha visto una paulatina adaptación a la nueva realidad. En EE UU ya hace tiempo que nuestros CDs cuestan la mitad que aquí. Luego, si SGAE pagara lo que debe a los artistas, habría mucha gente  que podría vivir de lo que genera su música en televisión, radio, etc. Pero esos repartos a mi me parece que los hacen en colaboración con Aramis Fuster y su bola de cristal. Cuando empiezas a trabajar con buenas empresas de gestión de derechos como son PRS en el Reino Unido o ASCAP en los EE.UU. te das cuenta de hasta dónde te habían tomado el pelo.

Desde hace ya bastante leo las amargas e insistentes quejas de la industria musical. Se sienten perjudicados por algunos derivados de la evolución de Internet y de las IT. “Perjudicados”, quédense con la palabra.

Me pongo a pensar, y me acuerdo de cómo Microsoft y otros editores multimedia se sintieron perjudicados por la aparición de las enciclopedias on line, libres y gratuitas, mientras que ellos habían creado productos comerciales como la Encarta. Claro que ellos antes también habían perjudicado a los editores de enciclopedias tradicionales sobre papel, matando su negocio. ¿Dónde deben estar aquellos eficientes vendedores que pasaban puerta a puerta ofreciendo enciclopedias por las casas?

¿Acaso no deberían sentirse perjudicados los fabricantes de walkmans por la aparición de los MP3? ¿Qué se hizo de los fabricantes de cassetes? ¿En qué trabajan ahora los proveedores de motores y cabezales magnéticos? También acabaron con su industria. Por qué no salen los fabricantes de vinilo en manifestación si la aparición de los CD acabó prácticamente con su negocio. ¿Por qué este caso es diferente?

El tendero de la esquina tiene que cerrar, presionado por las nuevas cadenas de fruterías y los súper; las tiendas de moda de siempre están ahogadas entre outlets y moda china; la óptica de mi barrio se ha visto obligada a poner todas las monturas [¡todas!] a 1 euro. ¿Hay que llamar a la SGAE para que las defienda? ¿Debemos pagar un canon para que no desaparezcan?

La tecnología es un arma que nunca sabes en qué dirección va a disparar la siguiente bala. Cuando la aparición del CD redujo los costes de producción la industria musical en un 50%, ¿acaso eso repercutió en el precio del producto? No, no se rebajó el precio y la industria, simplemente, dobló sus beneficios. Si sus beneficios ahora se han reducido a la mitad, ganan como en la época del vinilo.

La industria musical está pagando sus errores: la venta de copias físicas está muerta y su muerte fue anunciada hace mucho. Game over. Se acabó. Las reglas han cambiado y ya no son unos pocos tiranos de corbata de seda, traje caro y escuela de marketing los que deciden quién graba y quién nó, qué música hay que escuchar y a quién no hay que distribuir y dónde. ¿Qué hay de malo en ello? Hemos ganado en libertad y en oferta.

Mientras que existan ministros/as dispuestos a intentar contener el futuro dilapidando dinero público las cosas no avanzarán. Nuestro dinero [impuestos y cánones] mantiene un tipo de industria decadente; acabada.

Hoy hemos vuelto a la antigua circunstancia que los músicos se ganan la vida tocando y actuando para su público, en lugar de hacerlo grabando. ¿Acaso eso es malo? Sólo para los que no tienen nada que ofrecer …

Yo, que me dedico a la tecnología, he sido afectado por el cierre de dos empresas que, simplemente, quedaron desbordadas, superadas y fuera del mercado. Me reinventé, me adapté y seguí adelante.

Claro que con un canon, me podría haber ahorrado el esfuerzo…

Me gustan The Pinker Tones:

Hoy leía una excelente entrevista a The Pinker Tones. Al margen de ser un excelente grupo de música electrónica, tiene las ideas MUY claras. De su nuevo álbum, Modular, han regalado 50.000 copias en las estaciones de metro del país. ¿Locos? ¡Para nada! Extracto un fragmento de la entrevista [ http://www.adn.es/cultura/20100611/NWS-0194-pinker-tones-entrevista-discos-regalar.html ]:

¿Cómo ves el futuro de la SGAE, que ha desatado últimamente polémicas casi cómicas?

Ante todo lo que hemos querido es tender un puente de diálogo, que la gente se dé cuenta de que es un gesto de verdad, sin truco. La gente se ha acostumbrado a oír a los músicos quejarse continuamente de la pirateria desde hace tanto tiempo que ese discurso ya parece agotado y vacío. Hay que cambiar de discurso y volverse a entender con la gente. Educar siempre ha sido una buena alternativa a reprimir, que es lo único que está haciendo el Gobierno alentado por SGAE y la industria, intentando alargar hasta el infinito esta situación que se podría demominar de “industria ficción”. El CD ha perdido su valor en las cabezas de los españoles y es absurdo intentar convencerse de lo contrario. Sería muy beneficioso para todos que se empezara a plantear un debate un poco más serio y centrado en realidad, más que en cómo les gustaría a las discográficas o SGAE que fuera la realidad.

Es este regalo, además de una crítica a la industria, ¿es una forma de admitir que el músico se gana la vida en las tablas y no en las grabaciones?, ¿o es simplemente algo coyuntural para reivindicar algo?

Insistimos mucho en que la crisis discográfica es un tema global: en todo el mundo se venden menos discos físicos. PERO, en España no se venden discos, o almenos no los suficientes para mantener a toda la gente que en estos momentos vive de la venta de discos. En otros países se ha visto una paulatina adaptación a la nueva realidad. En EE UU ya hace tiempo que nuestros CDs cuestan la mitad que aquí. Luego, si SGAE pagara lo que debe a los artistas, habría mucha gente  que podría vivir de lo que genera su música en televisión, radio, etc. Pero esos repartos a mi me parece que los hacen en colaboración con Aramis Fuster y su bola de cristal. Cuando empiezas a trabajar con buenas empresas de gestión de derechos como son PRS en el Reino Unido o ASCAP en los EE.UU. te das cuenta de hasta dónde te habían tomado el pelo.

Desde hace ya bastante leo con harta frecuencia las amargas e insistentes quejas de la industria musical. Se sienten perjudicados por algunos derivados de la evolución de Internet y de las IT. “Perjudicados”, quédense con la palabra.

Me pongo a pensar, y me acuerdo de cómo Microsoft y otros editores multimedia se sintieron perjudicados por la aparición de las enciclopedias on line, libres y gratuitas, mientras que ellos habían creado productos comerciales como la Encarta. Claro que ellos antes también habían perjudicado a los editores de enciclopedias tradicionales sobre papel, matando su negocio. ¿Dónde deben estar aquellos eficientes vendedores que pasaban puerta a puerta ofreciendo enciclopedias por las casas?

¿Acaso no deberían sentirse perjudicados los fabricantes de walkmans por la aparición de los MP3? ¿Qué se hizo de los fabricantes de cassetes? ¿En qué trabajan ahora los proveedores de motores y cabezales magnéticos? También acabaron con su industria. Por qué no salen los fabricantes de vinilo en manifestación si la aparición de los CD acabó prácticamente con su negocio. ¿Por qué este caso es diferente?

El tendero de la esquina tiene que cerrar, presionado por las nuevas cadenas de fruterías y los súper; las tiendas de moda de siempre están ahogadas entre outlets y moda china; la óptica de mi barrio de siempre se ha visto obligada a poner todas las monturas [¡todas!] a 1 euro. ¿Hay que llamar a la SGAE para que las defienda?

La tecnología es un arma que nunca sabes en qué dirección va a disparar la siguiente bala. Cuando la aparición del CD redujo los costes de producción la industria musical en un 50%, ¿acaso eso repercutió en el precio del producto? No se repercutió la rebaja sobre el precio y la industria, simplemente, dobló sus beneficios.

La industria musical está pagando sus errores: la venta de copias físicas está muerta y seguirá muriendo. Ya no van a vivir más de vender CDs de plástico a un precio escandaloso de caras bonitas que no saben solfeo convertidos en estrellas a base de grandes dosis de radio y TV. Game over. Se acabó.

O todavía no, mientras que existan ministros/as dispuestos a contener el futuro dilapidando dinero público. Nuestro dinero. Penalizando a los usuarios por evolucionar mientras la industria se resiste.

Hoy hemos vuelto a la antigua circunstancia que los músicos se ganan la vida tocando y actuando para su público, en lugar de hacerlo grabando. ¿Acaso eso es malo? Sólo para los que no tienen música que ofrecer …

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>