Publicidad

Murphy También Juega a la Bolsa

Lo tengo asumido. Por psicología y talante, soy básicamente un swing trader. Y en operativas tipo swing, considero que es mucho más determinante saber salir de una operación que no dónde o cuándo entrar.

Si la entrada es mala saltará el stop y aquí acabará todo. Si la entrada es buena sólo debemos de ceñir el stop y dejar que sea el precio quien nos eche.

Hay que tener claro y fijado lo que podemos perder, pero no lo que queremos ganar. Es exactamente la mentalidad contraria a la que estamos acostumbrados. Cuando planificamos un negocio o ejercicio fijamos detalladamente nuestros objetivos y cerramos los ojos a las posibles pérdidas. Por eso tenemos grandes dificultades en asumir esta forma de pensar.

Las operaciones son y siguen siendo buenas hasta que se terminan porque [según nuestro sistema] salta el stop de beneficios.

¿Cuántas veces, estando a media operación y en positivo, nos salimos precipitadamente de la posición porque nos parece que estamos en el valor más lento y cansino? Basta con que hagamos eso y entremos en otro que, a nuestro juicio, se mueva más rápidamente, para que éste se gire y perdamos lo ganado en el anterior trade mientras que, aquel valor que dejamos acelere hasta convertirse en el mejor.

Murphy también juega a la Bolsa, y siempre contra nosostros. De hecho, Murphy es quien nos da contrapartida. Yo lo tengo claro.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>