Publicidad

LOS INDICADORES Y LA PRUEBA DEL ALGODÓN

Los mails son, al mismo tiempo, una bendición y una maldición. Una bendición, porque me permite tener contacto diario con un montón de nuevos amigos que me escriben para animarme, preguntarme o, simplemente, saludarme. Y, con sus preguntas, me ahorran el trabajo de andar pensando qué temas tratar en este blog.

Pero también a veces son una pequeña maldición, porque a la vuelta de estas escasas semanas de descanso me he encontrado con más de cien correos y, sinceramente, no me sentí incapaz de contestarlos todos, así que aprovecho para pedir perdón por ello a todos los afectados. Además, tenía previsto dedicar estos días para formatear mi PC [lo necesitaba, el pobre] y ponerlo en orden. 

A lo que iba: las preguntas.

Un amable lector me pedía que le aconsejase algún indicador para trabajar en barras de 5 minutos. Bueno, he intentado explicarle que eso es muy complicado, pues depende del tipo de activo, de su sistema, de sus preferencias… Al final me ha parecido que la mejor manera de ayudarle era explicándole mi “prueba del algodón” aplicada a los indicadores.

Partamos de la premisa que no hay indicador infalible, aunque la mayoría son muy útiles si los utilizamos cuándo y dónde corresponde. Pero, ¿cómo saber si un determinado indicador ofrece buenas prestaciones en un activo y temporalidad concreta? Pues nada más fácil que con la “prueba del algodón”.

Este sistema es tan fácil como útil para evaluar cualquier indicador por cualquier trader, por poco preparado que se sienta. Se basa, simplemente, en abrir un gráfico, incluir en el mismo el indicador/ores que deseemos verificar y comprobar sobre su histórico si han dado buenas señales en el pasado. Si lo han hecho en el pasado, es muy probable que lo sigan haciendo en el futuro. Y si dudas entre más de un indicador, compáralos sobre el mismo histórico y decide cuál se comporta mejor.

Así de simple y así de fácil es evaluar indicadores. Ahora ya sabes cómo decidir por ti mismo y de manera objetiva si mis indicadores [o los de cualquier otro] son más o menos adecuados para tus propósitos o necesidades.

Ya lo sabes, “el algodón no engaña“.

PD.- Por si te sirve de ayuda, aquí tienes un estudio comparativo entre tres indicadores que publiqué hace algún tiempo. Creo que así sabrás mejor a qué me refiero.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>