Publicidad

Análisis Fundamental y los Magos de Oz

Sé que voy a crear controversia con este post pero honéstamente considero que creer hoy en día en los fundamentales de una compañía [sector o país, que tanto da] para decidir una inversión es [como poco] bastante inocente, e “inocencia” es un concepto del que deberían huir todos los inversores como de la peste, por el bien de su propia economía.

Desde hace tiempo [y casos hay para demostrarlo] algunas empresa de auditoría han recordado en su manera de actuar al Mago de Oz de Lyman Frank Baum, ese hombrecillo escondido detrás de su impresionante máquina de rayos y truenos, dispuesto con su artilugio a mantener una farsa conveniente para todos; esforzados aspirantes al Oscar al mejor maquillaje.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>