La Solución, En Una Sola Palabra

| 31 mayo 2012 | 2 Comentarios

Hace unas pocas horas en una radio local oía vociferar, muy alterado, a alguien próximo al partido del Gobierno, reclamando menos críticas y más respaldo. Proclamaba que nadie tenía la clave para salir de esta difícil situación.

Ojalá hubiese tenido la oportunidad de decirle que, con toda humildad, yo sí creo tenerla, y se resume en una sola palabra: HONESTIDAD. Por su carencia nos encontramos así, y pretendo demostrarlo.

Aplicada a las entidades financieras [aunque la fórmula es de uso general], es bien fácil de entender:

Se trata de que, simplemente, las entidades financieras hagan HONESTAMENTE los negocios que les son propios y ninguno más. El viejo negocio bancario, lejos del embriagador tufo de la política partidista, del poder, de los medios y del intercambio de favores.

Se trata de que den los créditos que HONESTAMENTE deban conceder y denieguen aquellos que HONESTAMENTE deban denegar.

Se trata de que presidentes, directores generales y demás ejecutivos que nada provechoso hayan aportado a esas entidades en forma de beneficios, lo admitan HONESTAMENTE, dejen de saquearlas, dimitan [como mínimo] en silencio y se vuelvan a casa con las manos en sus propios bolsillos [para variar].

Se trata de que aquellos consejeros enchufados por el partido, el sindicato, o por ser familia/amigos de alguien relevante, que nada pueden ni saben aportar a la entidad, lo admitan HONESTAMENTE, dejen de parasitarlas y se marchen a su casa.

Y, sobre todo, que los encargados de redactar y presentar los datos de cada ejercicio, realicen [y les dejen realizar] su función HONESTAMENTE y presenten cifras veraces.

Podría seguir [y ustedes también], pero no lo creo necesario. Ya ven como esta crisis SÍ que tiene una fácil solución.

Apliquen esta misma receta a la obra pública, a la gestión de los impuestos y a las finanzas corporativas y acabamos con estos problemas en nuestro país para siempre. Fácil, fácil, y con fundamento que diría Arguiñano.

Si ellos nos piden grandes sacrificios, ¿acaso nosotros no podemos exigir una proporción idéntica de HONESTIDAD?

Ya conocen el proverbio: “Se puede engañar a todos algún tiempo; se puede engañar a alguien todo el tiempo; pero NO se puede engañar a todos todo el tiempo”.

Categoría: General

Comentarioss (2)

Trackback URL | Comments RSS Feed

  1. bombocloth dice:

    como siempre con claridad.
    ¿hemos vueltto a oir hablar de los bonus diferidos en el sector financiero?
    falta honestidad con uno mismo…yo quiebro a mi entidad…pero me aseguro la jubilacion y el bienestar de mis hijos…patetico, pero es asi.
    Ah, y la etica no se enseña se transmite y permea.
    Gracias Blai

  2. Dalamar dice:

    Y cual es el motivo de que no haya honestidad?

    Por que si una persona no es honesta se la reemplaza, pero si casi nadie es honesto, la solucion no es esa, no es la flecha, es el indio!

Deja un comentario


Logo FinancialRed