Publicidad

La Espiral de Ulam y Otros Misteriosos Patrones

Unos post atrás y les hablaba sobre la serendipia. En aquella ocasión les mencioné la Espiral de Ulam, y dejé para una futura ocasión un comentario al respecto. Bien, hoy me parece un día tan bueno como cualquier otro para hacerlo.

La historia es muy curiosa. Cuentan que el matemático polacoestadounidense Stanislaw Marcin Ulam (1909-1984), aburrido durante una conferencia científica, estaba haciendo garabatos en una hoja de papel. Dispuso una malla de números en espiral, empezando por el 1 en el centro, el 2 a su derecha, el 3 arriba, el 4 encima del 1, el 5 a la izquierda, y así sucesivamente. Posteriormente, marcó los números primos y descubrió que los números marcados tendían a alinearse a lo largo de líneas diagonales.

ulam1

Todos los números primos, excepto el 2, son impares. Como en la espiral de Ulam algunas diagonales contienen números impares y otras contienen números pares, no sorprende ver cómo los números primos caen todos (salvo el 2) en diagonales alternas. Sin embargo, entre las diagonales que contienen números impares, unas contienen una proporción visiblemente mayor que otras de números primos.

Ulam2

Esto, llevado más allá, acaba dando un patrón gráfico matemático realmente curioso. Y, aunque el patrón existe, todavía nadie ha sido capaz de definirlo ni de explicarlo completamente.

ulam3

Y, ¿qué tiene que ver todo esto con el trading? En primer lugar, Ulam encontró este patrón por azar [serendipia, o casualidad, si lo prefieren]. Pero lo que distinguió a este personaje sobre los demás es que, aunque no fuera capaz de explicarlo, lo identificó, le llamó la atención y lo comunicó al mundo. Quizás otros tropezaron con él antes y no fueron capaz de verlo o, al ser incapaces de explicarlo, arrojaron el papel a la basura más cercana con desasosiego.

Hay quien sólo busca certezas; yo me conformo sólo con buscar. Que muchas veces no vea un patrón, no quiere decir que no exista. Cuando un patrón contradice mis postulados, quizás tenga que cambiarlos. Descubrir un molesto patrón inexplicable no significa nada más que debemos seguir trabajando con humildad y mente abierta.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>