Publicidad

Las Empresas Nos Prefieren Mediocres

Hace algunas fechas publiqué un Tweet sobre una interesante entrevista publicada en La Vanguardia a Pere Monràs, oncólogo, y hoy experto en economía del conocimiento. El títular de la misma era apabullante: “Las empresas no estimulan el talento, prefieren mediocres“.

El núcleo de la entrevista se encuentra en la afirmación de Monràs de que “el talento da miedo. Al que tiene mucho, o se le tiene bien cogido u ojo que nos puede crear problemas. Las organizaciones no estimulan ni se apoyan en el talento, en general prefieren mediocres“.

Por mi humilde experiencia vital, mi opinión coincide mucho con la de Monràs. En la empresa española está mucho más valorada la docilidad y la obediencia que el talento. Nuestro país es rico en imaginación y creatividad, pero la mayor parte de nuestras empresas [o, mejor sería decir, los mandos interpuestos de las mismas] sólo se preocupan de mantener el orden y la disciplina productiva. Quizás también tienen miedo de quedar en evidencia por sus empleados más brillantes o imaginativos, y por ello cercenan cualquier apunte de creatividad por parte de sus subordinados. Quizás por esa razón la mayor parte de subordinados se limitan a ser exactamente eso: subordinados.

Si por mí hablo, debí liberarme de las ataduras del jefe de departamento de turno para poder empezar a cometer mis propios errores [y algún innovador y sorprendente acierto diferencial], en lugar de repetir indefinidamente los de las empresas a las que sumisamente debía representar. Me largué y me convertí en mi propio jefe. Me liberé.

Los trabajadores hispanos dificilmente se implican en sus empresas porque la mayor parte de empresas no quieren nada más allá de empleados productivos y obedientes; y eso es lo que al final acaban teniendo. Y, lamentablemente, sólo eso.

Publicidad

3 responses to “Las Empresas Nos Prefieren Mediocres

  1. Totalmente de acuerdo. La primera vez que lo vi me lleve una gran decepcion, por degracia no fue la última. Lo peor de las empresas son los jefecillos y la gente de su “circulo” que se dedican a proteger su parcelita y transferir culpas.

  2. Iba a aplaudir tu artículo, Blai, cuando tropecé con el comentario de Gestur ¡No puedo estar más de acuerdo!

    ¡Transferir culpas! ¡Es la esencia de la empresa española! ¡Qué asco y qué vergüenza!

    Seth Godin (y algún alto cargo que conozco) sostiene que hay empresas y gente que te hace querer pertenecer a una gran corporación. Yo todavía no encontré eso y dudo que lo encuentre. Sinceramente, no tengo ganas de seguir buscando.

    Allá ellos.

  3. Viene todo esto de lejos .Somos un pueblo de bueyes en donde la iniciativa libre y la crítica no está bien vista. El sistema así lo ha diseñado y la educación del pueblo nos lleva a ese fin . Así es más fácil mandar aunque los ineptos que nos dirigen nos lleven a la ruina como ahora….

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>