Publicidad

JAZ y Una Entrañable Lección de Bolsa

Lo he mencionado bastantes veces, pero no me importa repetirlo: he tenido suerte con mis maestros. Especialmente con uno, que decía cosas tan singulares como:  “un buen maestro no te da respuestas, sólo te ayuda a formularte las preguntas correctas”.

Si alguien no entiende a qué me refiero, hoy tengo oportunidad de demostrarlo. Por pura casualidad, he encontrado esta noticia que copio íntegra:

Jazztel se anota un 0,21 por ciento con poco volumen de negocio en su primer día en el parqué.
Europa Press el 18 de Diciembre de 2000, 18:21.

Los títulos de Jazztel debutaron hoy en el parqué con una revalorización del 0,21 por ciento, con lo que su precio, al cierre de la sesión, quedó fijado en 14,20 euros, aunque movió muy poco volumen de negocio.

El precio máximo marcado por la compañía fue de 16,20 euros y el mínimo se situó en 14 euros. El volumen de negocio, sin embargo, apenas superó en la jornada de hoy los 245 millones de pesetas. El primer precio marcado por la compañía, que hoy empezó a cotizar en el Nuevo Mercado, fue de 14,70 euros, frente a los 14,17 euros, que era el precio de referencia.

A los poco minutos de iniciarse la sesión, los títulos de Jazztel se intercambiaron a 15,50 euros, lo que supone una revalorización del 9,39 por ciento. Según fue transcurriendo el día, la cotización de Jazztel fue descendiendo hasta cerrar en 14,20 euros.

Jazztel confía en que la Bolsa de Madrid sea su plaza de referencia y que la mayoría de las transacciones bursátiles de esta compañía se realicen en el parqué español, según indicó hoy el presidente de la empresa, Martín Varsavsky.

Todavía no han pasado 9 años desde entonces, que ni en Bolsa ni en la vida es precisamente un tiempo inconmensurable. Pero sostengo que uno de los efectos buscados del exceso de información es el de la amnesia selectiva. Todo se basa en que tropecemos indefinidamente siempre en las mismas piedras. Sin capacidad para recordar, no hay forma de aprender. Así que se trata de saturar nuestra capacidad de memoria.

Creo que los viejos traders lo tenían más fácil. No debían de manejar ni un 10% de la información con la que hoy se nos satura y seguramente acertaban más. O, como mínimo, erraban menos. No creo que fueran más listos. Simplemente eran otros tiempos. Para mí cada día me parece más claro que esto no es un problema matemático, sino de tratamiento de la información. Ni toda, ni ninguna. Sólo la pertinente, la significativa, la SEÑAL. El resto es ruido.

En fin, que ahí dejo esa entrañable noticia del debut de JAZ en el parqué de Madrid como oportunidad para hacernos un montón de preguntas correctas sobre el trading y la especulación.

Lástima que como yo no le llego ni a la suela del zapato a mi viejo profesor, deberán buscar cada cual a su propio Maestro en su interior.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>