Publicidad

La Infoxicación y el 6 de Mayo de 2010

76092642Me sorprende, me alucina, me parece inconcebible como hechos que parecen extremadamente significativos para el desarrollo y conocimiento de los Mercados desaparezcan en brevísimos días de la actualidad para ser completamente olvidadados  a las pocas jornadas. Como si nunca hubieran sucedido. ¡Y nadie se sorprende ni vuelve a preguntar por ellos!

Un día me gustaría hablar largo sobre ese tema, para explicarles que esto no es en absoluto normal, sino un efecto muy trabajado que se conoce técnicamente como INFOXICACIÓN [intoxicación de información o, en inglés, information overload], término popularizado por Alvin Toffler y sabiamente introducido en nuestro país hace ya años por el profesor Alfons Cornella, auténtico guru nacional del pensamiento 2.0 empresarial [y, por qué no, también personal].

En ningún lugar he encontrado jamás casos tan evidentes y groseros de infoxicación como en los medias económicos. Su actuación es tan descarada y descarnada que resulta [o debería resultar] casi insultante para sus lectores.

El pasado 6 de mayo en cinco minutos el Dow Jones perdió la friolera de 1.000 puntos, el Dólar y el Yen sufrieron alzas espectaculares y los bonos se dispararon. Pocos minutos después todo volvía a la aparente normalidad.

La prensa económica liquidó el tema dando crédito a una estúpida versión que lo atribuía a un error humano completamente increíble; luego anunciaron que la SEC lo investigaría y lo taparon [como de costumbre] bajo una montaña de noticias completamente irrelevantes, pero de última hora. Pregunto yo, ¿alguno de esos otros temas urgentes ha movido el mercado americano 1.000 puntos o un tercio siquiera? Pero ya nadie habla de ello… Ni probablemente volvamos a oir hablar.

Cada día entiendo mejor las razones de la inquina con que la prensa económica tradicional destila bilis sobre los medios digitales, porque son los únicos lugares donde estos temas siguen agitándose, donde se sigue preguntando qué pasó y, sobre todo, por qué pasó.

Hagan ustedes la prueba y verán como los medias tradicionales desde el día siguiente olvidaron el tema. Ni una mención más. Seguramente esperarán a que en semanas [o meses] la SEC acabe concluyendo que fue un error humano, y cierre la investigación. Un breve en páginas interiores y se acabó.

Pero, Wall Street se tambaleó por acción u omisión de alguien o por mal funcionamiento de los sistemas de protección; de forma accidental, o no tan accidental.

Espero que, como al pobre Alonso Quijano, no se me hayan secado los sesos de tanto leer. Si se resiste usted a ser parte de ningún dócil rebaño, le recomiendo encarecidamente la lectura del artículo de X-Trader, titulado Un Día para el Recuerdo. Hayará en él lo que otros no hacen el menor esfuerzo por explicar.

Gracias por redactarlo, Alberto.

Publicidad

2 responses to “La Infoxicación y el 6 de Mayo de 2010

  1. Si, Xavier, la memoria nos es esquiva.
    Y la manipulación, constante.
    Gracias por recordárnoslo.

    Es éste un terreno en el que sabemos que nos la jugamos con trileros que disponen de cartas marcadas, de la máquina que las fabrica y de la muchacha que les hace señas desde atrás nuestro para que también sepan nuestro juego.

    Lo único de que disponemos a ciencia cierta es que en sus partidas de nacimiento se olvidaron de apuntar a sus padres.
    ————
    Conclusión del evento: no nos sirven ni los stops (por el sistema que Alfayate emplea tan bien).
    ¿Qué nos queda? Ver como manipulan a la vista de todos y que los que han puesto en los organismos reguladores son sus marionetas.
    ————
    Es como el sistema militar que les sustenta: los generales que han dirigido sus ejércitos, al retirarse, se convierten en los asesores de las compañías de armamento. Y van a sus antiguos subordinados a decirles: “mira, ganarás lo mismo que yo ahora si te portas bien y te gastas el presupuesto en una nueva querra que pensamos montar en…”

  2. Como hay quien escribe bien (en el caso de hoy, Habermas), vale la pena leer al menos un párrafo de la reflexión de este pensador alemán que hoy publica El Pais:

    “Por primera vez en la historia del capitalismo, en el otoño de 2008 sólo pudo salvarse la columna vertebral del sistema económico mundial, impulsado por los mercados financieros, gracias a las garantías de los contribuyentes.”

    El párrafo que le sigue ya me parece más desiderativo:
    “Y este hecho -que el capitalismo no pueda ya reproducirse por sus solas fuerzas- se ha fijado desde entonces en las conciencias de los ciudadanos que, como ciudadanos-contribuyentes, tuvieron que salir fiadores del fracaso del sistema.”

    Aunque el artículo no va del todo sobre la entrada, sino sobre el Euro y la Unión europea. No hay que perderselo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>