Publicidad

Importa el Qué. Importa el Cómo.

Hace algún tiempo tuve una larga conversación en sobremesa sobre negocios e inversiones. Uno de mis interlocutores [el más vehemente] sostenía que el único objeto de cualquier operación [y, por extensión, de cualquier negocio] era obtener el máximo beneficio en el mínimo tiempo. Creo que se quedó bastante sorprendido cuando negué a la mayor tal afirmación.

Dedicaré a explicarlo un par párrafos en este humilde blog aunque sólo sea para reivindicar mi resistencia ante ese tipo de pensamiento único económico-empresarial.

Reduciéndolo al absurdo [que es siempre el camino más corto] estar de acuerdo con esa afirmación invita a pensar que, si ese es el único objetivo, el objeto del negocio y los medios para obtenerlo son secundarios. Así, pues, sería comprensible dedicarse a los negocios más lucrativos, que son los que más beneficios reportan en menos tiempo como, por ejemplo, el tráfico de drogas, la prostitución, el robo a gran escala o cualquier otro de ese estilo. ¿Alguien duda que esos son los negocios más lucrativos y, por lo tanto, los que ofrecen mejor relación beneficio/tiempo? Sí, son ilegales. Pero eso es un detalle que [si vuelvo arriba] no había entrado en la primera ecuación.

Si eres de los que descartaría los negocios ilegales, pues bien, estamos de acuerdo y del mismo lado. Ya sabemos que la primera premisa no es absoluta y admite matices.

Cartel UNICEF contra la explotación infantil

Pero lamento que no los hayas descartado también por inmorales. Hay un montón de negocios hoy que, siendo legales, son completamente inmorales. Lamentablemente existe una miriada de empresas que se dedican a negocios inmorales o utilizan medios inmorales para hacer negocios. Y aquí encajaría la explotación infantil, la degradación del medio ambiente, el maltrato a los trabajadores, las actividades contra la salud pública, las relacionadas con el tráfico de armas y un largo etcétera que cada cual sabe dónde empezar y acabar.

En este punto dejaría dos líneas en blanco para que los hábiles y bien pagados portavoces mercenarios [con su moralidad reversible] viniesen a justificar esos atropellos y bajezas simplemente porque quienes las comenten son poderosos y les pagan para disculparlos. Aunque seguro que también tendríamos algún voluntario defensor, esforzándose en demostrar que tiene tan pocos escrúpulos como los que las cometen. Aspirante a secuaz, todo lo más. Postulante a encargado de maquila. Pero no vale la pena porque no me van a convencer.

Les voy a poner un ejemplo real. Algunos ilustres apellidos y fortunas, tanto en España como en Europa [con títulos nobiliarios y prebendas eclesiásticas], se forjaron con el tráfico de esclavos africanos hacia América en los siglos XVIII y, muy especialmente, XIX. Fueron negreros.

Esto no se enseña en nuestras escuelas [no resulta muy patriótico], pero la abolición de la esclavitud en España no se promulgó hasta 1880, ya durante el reinado de Alfonso XII. Hasta entonces la esclavitud no fue formalmente abolida [o sea, declarada ILEGAL] en todo el territorio español, peninsular y de ultramar. Fuimos la última nación europea en abolirla.

Entre 1837 y 1880 los prebostes esclavistas realizaron todo tipo de maniobras obstruccionistas, legales e ilegales, hasta un intento de golpe de estado. Desde el punto de vista economicista “defendían sus legítimos intereses”. Pero sus intereses eran tan INMORALES entonces como ahora. Me sentiría más orgulloso de un tatarabuelo abolicionista que de uno negrero, aunque fuera legal en aquel tiempo. ¿Tú no?

Sí importa el qué. Sí importa el cómo. Y no basta con que algo sea legal para que merezca ser respaldado con nuestro dinero inversor [sea mucho o sea poco]. Los directivos de las empresas se jactan de la subida de sus acciones y consideran eso como un respaldo del Mercado a su buen-mal hacer. Si sus acciones suben es porque alguien las quiere comprar.

Mi alternativa es sencilla. Hay una amplia lista de acciones que no compro porque no me gustan ni esas empresas, ni a qué se dedican, ni sus directivos. Como tengo mucho donde escoger, mi dinero no provocará ni un alza de a céntimo en la cotización de una sola de esas infames empresas. Es mi derecho como inversor y lo ejerzo.

En principio, yo no paso de ahí. Pero si alguien quiere ampliar información, existen los llamados Fondos Éticos y Solidarios, que combinan la posibilidad de que nuestro dinero trabaje pero en sólo a favor de actividades que están de acuerdo con nuestro ideario ético personal. O, al menos, no en contra.

Porque no es lógico que nos pasemos la vida quejándonos de cómo está el mundo y que, al mismo tiempo, pongamos nuestro dinero en manos de quien sabemos seguro que trabajará para empeorararlo.

Publicidad

6 responses to “Importa el Qué. Importa el Cómo.

  1. Ha sido un arrebato, lo reconozco, pero le tenía ganas al tema. Ahora lo completo con el desencadenante [la gota que colmó mi particular vaso]:

    Mueren 25 personas en una mina “poco segura” de EE. UU.

    (…) La propietaria, Massey Energy Company – 44 minas en el país y más de 2.200 millones de toneladas extraídas al año-,se situó en el centro del huracán. Upper Big Branch logró en los últimos diez años la peor consideración a causa del número de heridos en una explotación. Sólo en el 2009 se registraron 458 irregularidades, lo que le supuso el pago de casi un millón de dólares en multas.

    http://www.lavanguardia.es/free/edicionimpresa/res/20100407/53902511690.html?urlback=http://www.lavanguardia.es/premium/edicionimpresa/20100407/53902511690.html

    ———————————————

    http://www.expansion.com/2010/04/06/inversion/1270548880.html

    (…) Parte del protagonismo de la sesión, a su pesar, recae en Massey Energy Company. La explosión en una de sus minas, ubicada en West Virginia, ha causado la muerte de al menos 25 personas. La cotización de Massey Energy reacciona en la preapertura con un desplome del 7,2%.

    ——————————————–

    Son casos tan fáciles como este. O el de algunas petroleras. O de las Tabaqueras. O de algunas químicas muy bien identificadas. O de fabricantes de armamento. O de las primeras contaminantes mundiales.

    Con la cantidad de valores que hay por el mundo, creo que YO pasaré de Massey Energy.

    Ya sé que muchos verán en ese 7,2% una posibilidad de rebote. Pues, que lo disfruten, pero al menos déjenme decir que NO ES OBLIGATORIO aparcarlo todo por un puto euro de ganancia. No, al menos, para mí. Además, lo puedo sacar en otra operación.

    Ya sé que nunca llegaré a rico. Pero, quien lo hace… ¿sí se hará? Eso es, como mínimo, dudoso.

    Por supuesto no va por nadie. Esto lo he escrito pensando en esos mineros, y en los mineros muertos en China, y en la gente intoxicada y muerta en Nigeria por algunas petroleras y por Bhopal y…. ¡Por Dios, basta…!

  2. Estimado Blai5,
    El comentario que has puesto no deja lugar a dudas del gran ser humano que eres. Creo que son pocos los inversionistas que de verdad se fijan en que tipo de compañía es en la que invierten.Yo no invierto en la bolsa, invierto en forex y sólo espero que el dinero que pierdo en forex no llegue de una manera indirecta a una de “esas compañías”.
    sl2

  3. Hacía días que quería agradecerte la reflexión/invitación.
    Hace ya tiempo leí que la mayor fortuna de Castellón se había hecho con tráfico de esclavos. Parece que puede ser así.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>