Publicidad

Guantanamizados: SOPA, PIPA e Internet

Si como ciudadano, no tolero que fuerzas hostiles me invadan; como internauta, tampoco. Internet es la patria común y universal. Es de todos porque no es de nadie. Es una utopía hecha real. Y habiendo dedicado los últimos 20 años a desarrollar mis ideas y mi profesión en la Red, imagino que algo de derecho tengo a opinar.

Lo primero que me pedía el cuerpo era escribir algo sobre el conglomerado económico-legal-multinacional de las PIPA-SOPA-Sinde… Pero la verdad, una vez leído el excepcional artículo de Comstar titulado “Efectos de ley SOPA y PIPA”, todo eso que me puedo ahorrar. Allí está todo explicado, y me basta con suscribirlo.

“Que no te engañen. La ley SOPA y PIPA no es una guerra contra la piratería.  Es una guerra de unas asociaciones de negocios obsoletos contra las empresas del Internet”, empieza escribiendo Comstar, y sabe muy bien de lo que habla. Este es un conflicto económico disfrazado de violación de derechos. Pues bien, ya que él ha explicado mucho mejor de lo que yo lo hubiera podido déjenme completarlo sólo con algún comentario adicional.

Lo que la SOPA, la PIPA, la Ley Sinde, todas ellas, pretenden fundamentalmente es eliminar a los jueces de la ecuación. El problema hasta hoy es que los jueces que han visto estos temas en sus salas, han desestimado mayoritariamente las razones de la vieja industria. La industria, con todo su poder mediático y económico ha perdido la mayor parte de juicios. Y yo les pregunto, ¿qué significa eso? ¿Acaso los jueces están mayoritariamente a favor de la piratería, de la ilegalidad y del asalto de los derechos de los pobres autores? ¿No será que, simplemente, las razones de la industria NO SON legales?

Estas leyes permiten cerrar administrativamente [dígase arbitrariamente] sitios web. Ya no es necesario demostrar ante ningún juez que alguien comete delito. Todos culpables mientras no se demuestre lo contrario. En fin, que espero no tener enemigos entre el FBI aunque, si se les antoja, pueden ahora clausurar esta web por decir lo que digo. Antes de la aprobación de estas leyes, un juez debería decidir si mi derecho a opinar trasgredía alguna ley; pero ahora ya no. Pueden bloquearla y listo. Quizás encuentren en ella alguna imagen de la que alguien reclame derechos de autor, o algo parecido. O, primero la pueden cerrar y después ya buscarán la causa.

Con este tipo de leyes ha llegado la Guantanamización de Internet.  Secuestro y detención ilimitada extrajudicial. Pero, en este caso, en defensa del status quo de una industria a la que le molestan y le perjudican los cambios. Vergonzoso.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>