Publicidad

En La Encrucijada

Creo que os debo una explicación. No porque considere que lo que yo haga o diga tenga mucha importancia más allá de mí mismo y de mi familia, pero sí, como mínimo, por cortesía con muchos amigos que me venís siguiendo desde hace años y prestándome atención. Gracias por ello.

Creo que ya se entreveía en mis post. La cosa del trabajo está complicada. Han salido algunas cosas y hay que atenderlas. Prioritariamente, además. Eso por un lado. Ya sabéis que mi actividad profesional no está relacionada con el trading. Y, además, como mi trabajo me gusta, voy a ejercerlo mientras pueda.

Por otro lado, llevo casi un año estudiando y desarrollando nuevas herramientas y técnicas de trading [como siempre] basadas exclusivamente en la gestión pura de datos. Que nadie se excite, que no he descubierto ningún grial [ni creo que lo encuentre nunca], pero algunos resultados son prometedores. Lo que ocurre es que [no desvelo nada] la situación del mercado es cualquier cosa menos “normal”, con lo que, por mucho que me esfuerce, los resultados que obtengo siempre los tengo que poner en cuarentena por las muchas anomalías que representa esta fase de mercado que, como cualquier otra, pasará y cambiará. ¿Servirá en esa nueva fase todo lo desarrollado? ¡Quién sabe!

En esta segunda generación de herramientas me estoy centrando en la simplificación en la señal y de la lectura para conseguir un mejor filtraje de las situaciones ambiguas. Creo que la causa de mucho mal trading [mío y de cualquiera] es la toma de decisiones en fases de ambigüedad. El ruido genera zonas grises donde las decisiones raramente son acertadas. En eso estoy. Por ahora, no puedo explicar mucho más.

Por otro lado, hace unas semanas llegué a un grado de cansancio y saturación bastante importante. Me marché de vacaciones para desconectar. Además, mi contacto con algunos usuarios lo empeoraba. Los mercados bajistas causan un efecto de irritación considerable en muchos traders. Mal rollo contagioso, ya sabéis. Y, aunque sea colateralmente, eso acaba salpicándote. No, yo no tengo la solución para este mercado, pero tampoco tengo la culpa.

A todos estos elementos [trabajo, cansancio, mercado complicado incluso para experimentar…] se me ha juntado una especie de plaga bíblica. Mi web empezó a estar inestable y a sucederse los errores. Simplemente, empezó a fallar en cascada, ahora aquí, ahora allá. Y por falta de tiempo material fui parcheando y aguantándola en funcionamiento por no tener que reprogramar, porque ahora mismo no tengo tiempo.

Pero –no lo diríais nunca- cuando la semana pasada se vino abajo definitivamente, sobrevino un inesperado y confortable silencio. Entonces me di cuenta de la cantidad de trabajo, principalmente en forma de consultas, que me genera.

No sirvió de mucho crear una web amplia con un buscador potente para que la gente pudiera buscar, navegar y encontrar respuestas: me seguían preguntando casi todo directamente por mail. Y, si quieres ser educado, cada consulta genera un tiempo de respuesta y, como la canción, me daban las doce, la una y las dos… Total, que en vez de ponerme a reconstruir frenéticamente, he tomado aire y me lo estoy tomando con calma.

Voy a pensar en qué y en cómo rehacer la web. Quizás acabe recomponiéndola tal y como estaba, o quizás no. No lo sé. Esto debería ser un hobby para mí, y nada más. Y, últimamente no me estaba compensando. Quizás sólo porque ahora estoy cansado. No lo sé. Indudablemente aprovecho más el tiempo y disfruto mucho más tradeando y diseñando que contestando casi las mismas consultas cada día.

Como veis, esto no es un cuento triste, ni nada por el estilo. Es lo que os confesaría sinceramente como amigos si estuviéramos sentados en una terraza y compartiendo una cerveza fresca cualquier mañana de primavera.

Seguiré con el twitter y, si tengo algo largo que contar, lo haré desde este blog, como de costumbre. Y, ahí siguen mis herramientas en la web de ProRealTime a vuestra disposición, libres, gratuitas y en código abierto para quien guste o quien piense que puedan serle útiles.

Volveré, pero ahora me apetece más descansar un poco, guardar silencio y dar un pasito atrás. Al menos hasta el verano. Necesito un poco de paz.

Gracias por estar ahí y entenderlo 😉

Publicidad

10 responses to “En La Encrucijada

  1. Muy bien que haces Blai.

    Si además es tu hobby pues tómatelo con calma.
    Hace un par de años que no paso por Menorca. Ya vi las fotos :-) Espero que lo disfrutases.

    Un abrazo!

  2. Pues nada descansa que lo tienes merecido y espero volver a leerte, pues he cogido cariño al blog;me parece entretenido e instructivo.
    Un saludo.

  3. Estimado Javier, aunque te sigo desde hace ya algunos años, disto de ser un trader ni nada que se le parecezca. Simplemente me encanta el análisis técnico.
    Mi trabajo no tiene nada que ver con esto y, por supuesto, para mi es lo primero es mi familia y el trabajo que me sustenta.

    Sólo animarte a una cosa, a ser feliz. Entonces tu trabajo, el trading y todo lo que tu quieras irá sobre ruedas.

    Felicidades por tu trabajo.

  4. Querido Xavier,

    tú que tanto nos has regalado desinteresadamente y estos internautas que no nos cansamos nunca “de pedir”. Como es gratis………… SUBE LOS PRECIOS, HOMBRE. je,je! y ya verás como bajan las consultas.

    Mis deseos para tí:

    – Break-time: descansa hasta el verano (pero del año que tú quieras)
    – ¿Trabajo? Al gusto. Sin excesos y siempre remunerado.
    – Familia. lo mejor de lo mejor. Es el NIRVANA.

    ……..y que si hay que acercarte al aeropuerto lo dices, que te debemos mucho y habrá tortas por ese servicio.

    Cuídate o déjate cuidar.

  5. Si noi si! Jo penso que t’ho mereixes. Espero que tornis amb més força i amb aquests experiments tan i tan interessants.

    Salutacions.

  6. Estimado Javier, tú eres nuestro Guardiola, vuelve cuando quieras, pero vuelve.
    Hasta cuando quieras.

  7. De esto sé yo un poco también y hace no demasiado anduve en las mismas que tú :) A veces es agotador. Otras, muy gratificante.

    Cuando uno va bien, los emails se llevan bien. El problema es cuando surgen ocupaciones inesperadas y los emails se acumulan.

    Después de spam y emails que no requieren contestación me he llegado a enfrentar a colas de hasta 200 emails que requieren bastante más de un minuto en ser contestados (lo que se resuelve inexorablemente con cuatro o cinco días de dedicación prácticamente exclusiva a sacar el chollo adelante).

    ¡Me río yo de los profesores que se quejan porque tienen que corregir muchos exámenes!

    Ánimo, calma y, cuando decidas atender el email de nuevo, escríbeme y te paso un par de trucos de eficiencia que he desarrollado a base de golpes. Si alguno no lo conoces, seguro que te hará la vida más fácil.

    ¡Un abrazo, Blai!

  8. Gracias a todos por los ánimos. :-)
    A veces la exigencia es auto-exigencia, y llegas a tiranizarte tú mismo. Pero luego te planteas que hay trabajo, hay familia y hay que descansar, porque si no, la salud se resiente.
    Y como sois todos mis amigos, prefiero la sinceridad. Si aparezco menos y no lo contesto todo es porque ando cansado; sólo eso. Pero, ya sabes, el cansancio, descansando se pasa, y pronto volveré a las andadas. Ni lo dudéis :-)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>