Publicidad

EL RIESGO CERO Y OTRAS FALSAS LEYENDAS

Soy alérgico al riesgo y, seguramente por esa misma causa, es IMPOSIBLE que me haga rico especulando. Del mismo modo [y por la misma razón] es bastante improbable que me arruine. De hecho ya he sobrevivido en esta selva durante algunos años y mi patrimonio no ha sufrido [casi] descabros.

Supongo que los más hábiles [o sea, todos mis amables lectores] habrán atinado con la sutil diferencia entre la imposibilidad de la una cosa y la improbabilidad de la otra.

Los blogs obligan a entrar a vuelapluma cuando se da una circunstancia que andaba apuntada en la libreta de asuntos pendientes que algún día debería comentar. Y, aprovechando aquello de la circunstancia favorable… Hoy mismo andaba saltando un rato por el BUND de corto a largo, buscando una buena oportunidad cuando, sin venir a cuento ni razón aparente, sobre las 12:15 hemos pasado de cotizar a 115,66 a 115,2640 pipos [¡400 euros por contrato!] en un abrir y cerrar de ojos, que un instante más tarde ya se habían recuperado. [Para seguir los comentarios que ha generado, este interesante hilo del foro X-Trader]

Un trader profesional la lió en el BUND

Pero, hemos quedado que esa es la excusa. Si resulta que el trading ya es lo suficientemente difícil, zaí­no, traidor y complicado, hay que añadirle los riesgos imprevistos. Los comento para que todos los que se inicien los tengan en cuenta, pues pueden pensar que están desarrollando una gestión modélica de bajo riesgo y por desatender uno de estos factores ajenos, todo su trabajo [y parte de sus ahorros] se puede ir al traste. Pasar del papertrading [probar un sistema en la teorí­a o sobre el papel] al trading real comporta darse de bruces con algunos de ellos, a veces de forma dramática.

Por ejemplo, y empezando por el ejemplo, parece que un operador ha cometido un error y ha puesto a la venta una barbaridad de contratos [seguramente se equivocó añadiendo algún cero de más en la casilla del volumen], lo que ha movido la cotización de forma tan fulgurante como salvaje, barriendo la demanda. Pero ese error ha hecho saltar un montón de stops y de órdenes de compra o venta, unas a favor y otras en contra del operador [ya por pura suerte]. Un error de un único operador anónimo y te toca la loterí­a, o te hizo un roto considerable.

Pero,  ¿has tenido en cuenta qué puede pasar si cuando acabas de comprar se marcha la luz, o pierdes la conexión de Internet?? ¿Y si sube o baja la tensión mientras cursas una orden y se altera? ¿Y si se cuelga el servidor de datos de tu programa gráfico o el de tu broker, o tu propio PC? O, simplemente, se te derrama el café sobre el teclado. La lista de imponderables, accidentes y problemas completamente ajenos al propio trading es larguí­sima, así­ que no trabajes NUNCA sin un stop de cobertura, por si se va la luz o se interrumpe el servicio de ADSL. Y ten siempre a mano el teléfono del broker, aunque, si el problema afecta a muchos abonados, puede tener el teléfono bloqueado. Así­ que opera siempre de modo que lo máximo que te pueda pasar es que te salte el stop, por lejano que esté.

El riesgo cero en e-trading no existe. Acostúmbrate a la idea. Todo el maravilloso sistema tecnológico que te permite operar desde casa es mucho más frágil de lo que te imaginas. Tenlo siempre presente.

Y, ahora, mi propia confesión. La mayor pérdida que he sufrido en cinco años fue por dejarme olvidada una orden en el mercado. Al dí­a siguiente me encontraba inesperadamente dentro de un futuro y muy mal posicionado. Me dieron los sudores frí­os y decidí­ cerrar la posición y asumir toda la pérdida. Un descuido se llevó en un rato las ganancias de meses… Pero escarmenté y aprendí­ a tener también en cuenta los riesgos no previstos. Así­ que, escarmienta en mi propia carne y revisa siempre que no te hayas dejado órdenes activas olvidadas al final del día.

Espero que este comentario le sea a alguien de utilidad.

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>