Publicidad

El Miedo y el Trading

Es muy extraño como los seres humanos manejamos nuestras emociones. Me interesa el tema porque me preocupa entender los aspectos psicológicos del trading, precisamente para explicar mis propias sensaciones y reacciones.

Por ejemplo, según los últimos estudios en este campo, los seres humanos calibramos de una manera muy torpe la respuesta emocional en relación al grado de amenaza. El sistema perceptor único de los humanos es de tal naturaleza que cualquier estímulo, real o imaginado, cercano o lejano, está directamente conectado con la emoción del miedo.

Así, mientras operamos, podemos sentir miedo con la misma intensidad ante una pérdida real, ante una posible, o ante una pérdida completamente imaginada.

Podemos sentirnos amenazados por una simple imagen virtual

En eso somos diferentes a los animales. Si un gato descansando sobre el alféizar de una ventana elevada descubre a un perro que lo observa metros más abajo, una vez alertado, el gato se olvida del perro, porque se siente seguro.

Si el gato fuera un ser humano [un trader, en nuestro punto de interés] pensaría en la posibilidad de caer al vacío y, muy probablemente, seguiría sintiendo miedo, por irracional que eso sea.

Recuerdo un interesante caso de hace unos meses. Unos lobos escaparon de su recinto en el Zoo de Barcelona. Un par de animales asustados que no alcanzaron nada más que a ocultarse completamente aterrorizados a pocos metros de sus jaulas. Sin embargo una encuesta posterior realizada por algunos medios de comunicación demostró que personas de extremos bien lejanos de la ciudad o incluso de localidades limítrofes declararon haber sentido miedo ante esta situación.

Fabricamos nuestros propios miedos, y esos miedos nos incapacitan. ¡Qué curioso!

Publicidad

5 responses to “El Miedo y el Trading

  1. Se ha hablado mucho de los sentimientos que mueven las bolsas, sobre todo del miedo y la codicia. Yo lo dejaría en uno solo: el miedo. Miedo a perder dinero cuando baja, y miedo a perder dinero por no estar en la tendencia.

  2. Saludos, Blai

    Quizá ya los conoces, pero hay dos excelentes libros sobre psicología del trading (habrá más, pos supuesto, pero estos dos los he leído), escritos por Brett Steenbarger i publicados por Millenium Capital: “Psicología del trading” y “”El entrenador de trading”.
    No son baratos, como la mayoría de libros de bolsa, pero valen la pena. Si tuviera que escoger uno sería este último: “El entrenador de trading”. Esta estructurado en forma de 100 lecciones o consejos breves y contiene reflexiones muy interesantes.
    Ya de paso, aprovecho para preguntarte si estarás o te pasarás por Borsadiner.
    Salut,
    Èrrol

  3. Hola Xavier. En primer lugar, muchas gracias por tus artículos tan instructivos.

    Una cosa con respecto al miedo humano y animal.

    ¿Cómo sabes o das por supuesto que el gato de tu ejemplo no tiene miedo?. ¿O que este miedo le desaparece cuando se siente seguro?. ¿Nos desaparece también el miedo a los seres humanos cuando nos sentimos seguros?.

    ¿Son nuestros comportamientos más irracionales que los de los animales?.
    ¿Va a resultar ahora que los racionales son todos ellos animales menos los seres humanos?.

    Si te das cuenta, no necesitas de ese ejemplo para
    simplemente afirmar que el ser humano siente miedo frente a muchas cosas,
    una de ellas puede ser en algunas o muchas personas, el trading.

    ¿Qué tiene que ver aquí que los animales sientan o no miedo ante determinadas situaciones?.
    ¿Acaso lo sabemos?. Bueno, sí, sí que tienen también miedo.

    En realidad, la existencia o inexistencia de miedo animal
    ni aporta ni resta nada a la idea original :
    el miedo del ser humano a perder,
    pánicos alcistas y sobre todo bajistas.

    Un saludo y gracias.

  4. Gracias a tod@s por vuestros comentarios. Con ellos, los post siempre se engrandecen y mejoran. :-)

    Para Miguel: De acuerdo contigo. Todo se reduce en el fondo a tener, al mismo tiempo, miedo a estar y miedo a no estar. Esa es la peor situación emocional posible.

    Para Èrrol: Gran apunte. Por supuesto que conozco el trabajo de Steenbarger. De hecho, para todo el que quiera una estimulante lectura en la red y en español del traductor de sus libros, recomiendo este enlace:
    http://steenbargerinspanish.blogspot.com/

    Para Uxío: Gracias, amigo. Como en los cuentos, siempre ha de haber una moraleja, no? 😉

    Para Josephine: pues, lo creas o no, sí que estas cosas se conocen ahora bastante bien. Existen trabajos muy documentados sobre emociones y percepción en humanos y animales obtenidos por [entre otras] técnicas de TAC que permiten visualizar la actividad cerebral y localizar las áreas del cerebro activas en determinadas situaciones.
    En el caso de los humanos, hay muchos y grandes especialistas, pero te sugiero empezar por Paul Ekman y su libro “Emotions Revealed”, o Steven Pinker y su “How the minds works”.
    En el caso del miedo animal, la principal especialista mundial es la doctora Temple Grandin de la Colorado State University. Ella explica lo del gato y cómo los animales manejan sus miedos; aunque también en este campo es de referencia Robert Sapolsky, y su libro “Why zebras don’t get ulcers”, que con su título ya puedes ver que habla principamente sobre lo que comento en este post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>