Publicidad

El Bar “El Farol” o Por Qué Buscar Nuevos Métodos

farolEl caso del bar “El Farol” es un problema planteado en el marco de la teoría matemática de juegos y de una aplicación en los mercados bursátiles tan evidente que no hará falta ni detallarla demasiado.

Se basa en una anécdota real acontecida en un bar de la ciudad de Santa Fe (Nuevo México) llamado “El Farol” y fue planteado inicialmente por el economista Brian Arthuren en 1994.

El planteamiento del problema es el siguiente: En Santa Fe hay un número finito de personas. El jueves por la noche, todo el mundo desea ir al Bar “El Farol”. Sin embargo, “El Farol” es un local muy pequeño, y no resulta agradable si está demasiado lleno. Así pues, existen las siguientes “reglas” en el lugar:

  • Si menos del 60% de la población va a ir al bar, entonces es más divertido ir al bar que quedarse en casa.
  • Si más del 60% de la población va a ir al bar, entonces es menos divertido ir al bar que quedarse en casa.

Por desgracia, todo el mundo ha de decidir si ir o no ir al bar al mismo tiempo y no es posible saber por anticipado cuánta gente ha decidido ir.

La importancia del problema estriba en que no importa que método (determinista) siga cada persona para decidir que hacer: si todo el mundo usa el mismo método está garantizado que el método será inefectivo:

Si todo el mundo usa el mismo método y éste sugiere que el bar no estará lleno, entonces todo el mundo acudirá, por lo que el bar estará repleto. Del mismo modo, si todo el mundo usa el mismo método y éste sugiere que el bar estará repleto, entonces nadie acudirá y, por lo tanto, el bar estará vacío.

Lo mismo podemos aplicar a la gente que opta por un camino u otro para evitar el atasco. Si todos utilizan en mismo método de decisión, todos acudirán siempre a la misma calle y se colapsarán, mientras que la ruta alternativa estará vacía.

Así pués, cuanto mayor sea el número de personas que utilicen un mismo método para tomar una determinada decisión [por ejemplo, de trading], por bueno que sea ese método, acabará con el Bar “El Faról” lleno o vacío [pánicos alcistas/bajistas o, coloquialmente, calentones], pues todo el mundo tenderá a tomar la misma decisión de compra o venta en el mismo momento.

La disposición de distintos métodos deterministas ofrecerá una mejor operativa por el simple hecho de ser distintos. Si, además, su nivel de fiabilidad es bueno o equiparable, el resultado será mejor para todos pues [en el caso del trading] las posiciones y situación de mercado nos permitirán operar mejor. Lo más previsible es potencialmente menos eficiente.

Es una de las razones que me impulsa a pensar que investigar nuevos métodos [y nuevas herramientas] de trading tiene sentido, también matemáticamente.

Publicidad

8 responses to “El Bar “El Farol” o Por Qué Buscar Nuevos Métodos

  1. calla y deja de escribir CHORRADAS que ni valen ni importan a la gente y dedicate mas a sacar indicadores que me parece que ya tienes unos cuantos no seas agarrao y no les saques a la vuelta de 2-4 años cuando te has dado cuenta de que no valen para nada

  2. Lamento que consideres estos comentarios de tipo general como “chorradas“. A mí son los que me ayudan a decidir por dónde tirar en mis nuevos desarrollos.

    Al menos compruebo que valoras mis indicadores, porque me dices que los haga; aunque luego opines que los que saco no valen. ¿En qué quedamos? ¿Valen o no valen?

    En fin, que aquí queda tu comentario. Que no se diga… :-)

  3. Estos comentarios que llevan a la reflexión son los que más me gustan, Blai, no dejes de hacerlos en alto!!
    Eso sí, en lo que le doy la razón a “el agorronco” es en que saques más indicadores, ¡¡¡muchas gracias por todo!!!

  4. Gracias por los ánimos, Bahun. :-)

    Lo de seguir fabricando indicadores, es una cuestión casi inevitable. Es casi un vicio.

    Lo que pasa es que cada vez me vuelvo más y más exigente. Les pido que sean más precisos, más rápidos y más fiables y…, claro, cada vez me cuesta más.

    Pero ando con un par de ideas en la cabeza… :-)

  5. Nada, nada, que eres lectura obligada todos los días.
    Sigue con lo que te de la gana: reflexiones, indicadores… lo que te venga mejor.
    Para aprender del que sabe y es concienzudo casi todo es bueno.

  6. Como de costumbre, el dedo en la llaga… cuando decimos que “el mercado pone a cada uno en su sitio”, “que el precio decida”, “la suerte está echada”, “a ver si sale esta vez”,… y tantas otras frases que justifican a diario nuestras decisiones en los mercados, no es más que decidir esas condiciones para acercarnos al bar “el Farol”…

    Nosotros no somos distintos, todos acudimos a los mercados a por lo mismo,… gracias Blai por animar a esa finita muchedumbre que somos los que acudimos a diario a por el premio, por mostrarnos que a menudo el camino recto no es el mejor…

    Ted.

  7. ¡Joder! Me he quedado de piedra con el primer comentario. Incluso me ha hecho gracia jajaja. El texto es fabuloso pero ello me invita a pensar que tu fantástica labor con los indicadores es contraproducente ¿no?. En ese caso, me imagino que los mostrarás al público cuando ya hayas sacado todo el provecho posible (que no censuro para nada). Aaay, en el mundo de la bolsa no se puede vivir siendo altruista como tú.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>