Publicidad

Cuidado con la Marabunta Digital

¿Tiembla la Bolsa ante la revolución digital? ¿No? Pues, debería.

Me explico. Aquellos que nos iniciamos en el trading generalmente lo hacemos perdiendo, cosa que [afortunadamente] nos hace comprender que debemos formarnos antes de seguir. Ahí es donde optamos por absorber información de cualquier fuente [y si es gratuita, mejor].

Leemos sobre gráficos, indicadores, sobre la teoría de Dow, sobre el Análisis Fundamental, sobre el chartismo, sobre Elliott, sobre el PER y, por falta de orden y método, corremos el riesgo de ponerlo todo en el mismo saco. A todo lo consideramos antiguo, venerable y prácticamente indiscutible. Y, sí; pero NO.

Hoy sólo voy a intentar que aprecien el momento de cambio histórico en el que nos estamos moviendo: la marabunta digital, como a mi me gusta llamarla, ha llegado a los Mercados.

Pero, antes, unos gramos de perspectiva historica. Hay un antes y un después de Charles Henry Dow y su Teoría, ya que ahí empieza el Análisis Técnico. Desde la fundación de las Bolsas de Amberes y Amsterdam [sobre 1460], hasta Charles Henry Dow (1851–1902) pasaron cinco siglos, y su teoría debemos situarla a finales del s. XIX.

La segunda gran revolución la protagonizó Ralph Nelson Elliott cuando en 1939 [hace ahora 70 años] publicó su teoría de los ciclos económicos en forma de ondas.

Mucho más tarde llegaron los ordenadores y la posibilidad de abandonar viseras y manguitos y cálculos manuales para ofrecer sofisticados algoritmos sobre múltiples variables. En la década de los ’70 esa era una posibilidad reservada a unos pocos privilegiados como, por ejemplo, J. Welles Wilder. Wilder publicó la fórmula de su sensacional RSI en New Concepts In Technical Trading Systems en 1978, y por ello merece el título de ser uno de los precursores de una nueva generación de herramientas aplicadas al trading: los indicadores técnicos. Pero de eso hace sólo 31 años. En términos de Historia de la Economía, anteayer.

En esos tiempos no existía ni la informática personal, ni Internet, ni la capacidad de comunicación y gestión de datos on-line actual. Todo eso llegó mucho más tarde y no se popularizó hasta la segunda mitad de la década de los 90.

Y en estos últimos 15 años se ha producido una auténtica explosión en el desarrollo de indicadores técnicos y herramientas asociadas con la especulación digital, simplemente porque ahora es técnicamente posible.

Técnicos y científicos de diferentes especialidades se han interesado por el funcionamiento de los Mercados. Desde matemáticos a físicos, parando por ingenieros o psicólogos, entre otros muchos. No deja de ser curioso como el premio Nobel de Economía del 2002 fue para el psicólogo Daniel Kahneman por haber integrado aspectos de la investigación psicológica en la ciencia económica, especialmente en lo que respecta al juicio humano y la toma de decisiones bajo incertidumbre.

Así que la situación actual es nueva, reciente y diferente a todo lo anterior. Cientos de miles [quizás millones] de individuos con capacidad técnica y dispositivos apropiados, están desarrollando nuevas herramientas lógicas con las que analizar y batir al Mercado.

No son unos pocos hombres brillantes con acceso a algunos grandes ordenadores, sino un auténtico enjambre de técnicos y científicos dotados de un simple ordenador personal [equivalente en capacidad de proceso a aquellos grandes sistemas de los ’70 y ’80] escudriñando al mercado como un ejército difuso pero implacable.

Eso ya lo hemos vivido en otros ámbitos y sectores en épocas muy recientes, y la potencia de procesamiento de ese ejército de guerrilleros digitales es prácticamente implacable pues se basa en el principio de la comunicación y la compartición de experiencias.

Los que creen que son un ejército de incautos en busca de una utopía [al que despectivamente llaman Santo Grial] se equivocan. No es eso, sino la búsqueda de nuevas fórmulas más rápidas, eficientes y económicas de hacer trading.

Esa marabunta digital difícilmente hará saltar la banca, pero sí que puede girar el poder económico si es capaz de alterar los flujos de información. Si eso pasa, ya no serán los menos los que marquen la dinámica de los mercados. La revolución digital puede hacer los mercados REALMENTE impredecibles para todos. En ese escenario, todos seríamos iguales y se daría sentido al capitalismo popular o democrático. Eso es la hipótesis que yo llamo Bolsa 2.0.

Cuidado tibus, que ya ha llegado la marabunta digital. Es imparablemente devastadora, porque no tiene líderes. Sólo un laborioso ejército mundial difuso dispuesto a escudriñar todos los aspectos del trading que, hasta ahora, eran patrimonio de unos pocos iniciados.

Publicidad

6 responses to “Cuidado con la Marabunta Digital

  1. HIP; HIP; HURRA!

    Buenísima entrada, mi felicitación más sincera. Ahora empieza el estudio de la marabunta, puesto que, no me parece imprebisible. Ya sabe, lo de la “rebelión de las masas” y etc… Pero está claro, algo está cambiando y apuesto que para mejor.

    No le saludo, sino, que me quito el sombrero ante sus valiosísimas aportaciones.

  2. Si señor !!!!, después de mi último comentario yo soy uno de esos, de la marabunta, a no ser…, de… por lo de “capacidad…”, pero si señor, a eso también le daba yo vueltas, hoy todos tenemos acceso a lo mismo, glups…

  3. Querido Blai,

    Estaria de acuerdo contigo… a medias.

    Es verdad que los pequeños tenemos mejor acceso a la bolsa (tomando cafe en el sofá de casa) y que cada vez son más los que se aventuran en este mundillo.

    El problema es, como ya apuntas, quién controla la información de las ordenes de compra y venta.

    Ahora que la bolsa se ha convertido en una guerra de grandes computadores, no me extrañaria que se calcule por ejemplo el tamaño de acciones que se puede obtener rebentando un stop a la baja, para el dia siguiente subir y vender.

    Un movimiento más complicado, pero que tambien se da muchas veces, es, sin entrada de dinero, jugar a que vendo santander y te compro telefonica. El Ibex se queda igual, pero los tibus no, y provablemente los pequeños que han comprado Santander “por técnico” pues se han llevado un buen susto.

    Para actuar como broker realmente, necesitas toda una serie de permisos y capacidad económica que estan al alcance de muy pocos.

    Otra observación: no és lo mismo disparar el volumen en 4 jugadas que en 1000. Me explico: si tu y yo Blai somos amiguetes y nos cambiamos las acciones de manos entre nosotros, podremos tranquilamente disparar el volumen. En cambio si se producen 1000 transacciones, para mi el volumen es más fiable.

    Lástima que esta información de volumen / nº de transacciones tampoco nos la faciliten (y aunque nos la facilitaran, los grandes computadores podrian hacer 1000 transacciones para ocultar esta evidencia).

    No sé hacia donde va todo esto, pero creeme que tienen más información ellos que nosotros (esto siempre ha sido así, pero ahira es espectacular). Incluso te diré que a través de las ordenes que pones en tu broker y de los movimientos que haces a posteriori te clasifican. Es más, tienen divididos a la gente en “significativos” y no significativos”. Incluso tienen definido un horizonte temporal en el que por ejemplo cuando ha pasado más de un año que estas dentro de una acción, pasas ha ser un inversor de riesgo “moderado” y te evaluan en que aunque baje la accion tu no vas a saltar.

    Realmente, un gran interrogante que me deja un pèl mosca.

    Un abrazo Blai,

    Salut i peles!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>