Publicidad

CRP: La Dulce Curva Mentirosa

Lo dejamos cuando les comentaba del cómo llegué a obtener la CRP. Ahora dediquémosle una líneas a lo que hace esta curva singular.

Si creamos una herramienta de bandas correctamente espaciadas a ambos lados de esa curva y diseñamos un sistema para tradear entre una y otra [cortos arriba / largos abajo] los resultados son, simplemente, espectaculares. Por poner sólo un ejemplo, esta es una muestra de los resultados de un sistema basado en la CRP aplicado al BUND:

sistema_karibdis_bund_1minuto

En temporalidad de 1 minuto, 22 operaciones, 100% de acierto, y más de un 28% de retorno. ¡Espectacular! Y lo más increíble es que en todos las activos y temporalidades obtenemos resultados bastante similares. Siempre excepcionales. ¿Demasiado bonito para ser cierto? Efectivamente, tienes toda la razón. Hay truco.

La CRP [como toda esta familia de curvas] se calcula a posteriori, ajustando su trazado al optimo entre todos los posibles. Así, se redibuja constantemente hacia atrás eliminando cualquier rastro de fallo anterior. Es lo que yo cariñosamente llamo “curvas tramposas”. Con éstas, y sus herramientas derivadas [sean indicadores o sistemas] hay que tener cuidado porque saben esquivar la prueba del algodón redibujándo constantemente su trazado pasado tal y como van avanzando.

Primera conclusión práctica de este rollo tan largo: si alguien pretende venderles un sistema de especulación automático por una bonita cantidad y les presenta unas estadísticas de sistema excepcionalmente buenas, [como las que yo he mostrado] desconfíen por mucho que las vean funcionar con sus propios ojos. Pueden estar basadas en una herramienta de este tipo que en cualquier activo y temporalidad muestra unos resultados extraordinarios. Los sistemas de verdad desgraciadamente jamás son tan buenos.

Quiere eso decir que es una herramienta inútil y viciada de origen. ¡Para nada! Es una herramienta excepcional, aunque no con esa fiabilidad que su mentiroso pasado parecería concederle. De hecho supera a cualquier media o combinación de ellas. Lo que debemos de tener claro es que, la parte del gráfico que nos interesa [esa zona a la derecha de la última vela, o sea, el futuro] es impredecible. Pero sí que las curvas de regresión polinómicas nos van a informar de las zonas más probables de giro atendiendo al pasado reciente. Es como si arrastrásemos unos pivots a lado y lado de la cotización.

¿Que si puede fallar? ¡Por supuesto que sí! Aunque luego la muy tramposa lo esconda en su redibujado pasado. Pero, una vez conocido su defecto, ¿no le perdonaríamos a esta bella desconocida alguna mentira sobre su pasado si nos da buenas pistas sobre el futuro?

A esa conclusión llegué, y seguí trabajando con ella [en detrimento de TODO lo demás].

En el próximo post les explicaré hacia dónde, y ya les adelanto que acabará en forma de herramientas disponibles, públicas y gratuitas, como de costumbre. [Si Alonso maneja un Ferrari, ¡por qué nosotros deberíamos conformarnos con menos!] :-)

karibdis_gcm_mibex

Publicidad

3 responses to “CRP: La Dulce Curva Mentirosa

  1. Sin palabras me he “quedao”….
    Gracias por el aviso. Y muchas gracias por el siguiente post…. :).
    Saludos.

  2. Ya decía yo!

    Tenia toda la pinta porque parecía predictivo.

    Intente hacer algo parecido con el oro y no salió, para que fuera minimamente bueno debia optimizarse mucho y aun así aguantaba drawdowns enormes durante años por lo que lo dejé estar.

    Eso sí, llegué a una conclusión definitiva… lo mejor es aprovechar las tendencias, sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>