Publicidad

¿ES [EN BOLSA] LO TEÓRICO INÚTIL?

Empezaré con unos fragmentos extraídos del weblog Complejidad del físico y catedrático Miguel A. F. Sanjuán, un científico eminente en el campo de los sistemas complejos:

“Tradicionalmente estamos acostumbrados a pensar en ciencia teórica y en ciencia aplicada, sin embargo la teoría de la complejidad está estableciendo una nueva relación entre la ciencia teórica y la aplicada. Esta reflexión, debida al físico israelí Sorin Solomon, profesor de la Hebrew University of Jerusalén, establece que (…) cuando la tecnología actúa sobre la información, la ciencia aplicada consiste frecuentemente en operaciones de tipo abstracto aplicadas a temas de la información de la vida real. De modo que deberíamos acostumbrarnos a la expresión Ciencia Aplicada Teórica“.

Salvando las evidentes distancias, ¿a qué viene esto? Pues, a mi extraordinaria tozudez en mirarme constantemente los mercados financieros con ojos de extraño. De niño, sería mejor decir. En exigirme continuamente el “desaprendizaje” de lo poco que sé para ser capaz de entender lo evidente, que por obvio a veces se nos escapa.

Esta es una experiencia muy menor, pero a la que sigo la pista con la intuición que esconde alguna clave capaz de ser encapsulada en un algoritmo. Se trata del aparentemente caprichoso comportamiento de los gaps de apertura [diferencia en forma de hueco entre el cierre de una sesión y la apertura de la siguiente] en los mercados.

Hace tiempo diseñé una herramienta destinada a identificar el número y fuerza de los gaps de apertura que se han producido en un índice o valor denominada CazaGaps. Gracias a ella pude confirmar que una teórica especulación sobre los gaps de apertura [es decir, tomar una posición al cierre de una sesión y cerrarla a la apertura de la siguiente] es:

Me conformaré con un solo ejemplo en forma de gráfico para que se entienda a lo que me refiero, [aunque podría poner algún ejemplo de comportamiento claramente inverso].

cazagaps

Ahí podemos ver que entre abril y agosto de 2007 el FIBEX tuvo una oscilación de casi 1900 puntos en gaps de apertura en lo que podríamos definir como un lateral bajista (unos mil puntos en cuatro meses) que marca la oscilación máxima del periodo. Por el contrario, la última caída de más de 3.800 puntos en, más o menos, un mes, sólo representó 1300 puntos en gaps de apertura.

Se puede subir con gaps de apertura a la baja, se puede bajar con gaps de apertura alcistas. Todo depende de las circunstancias del momento para que la sesión corrija o amplié la sensación del mercado en apertura. ¿Es posible predecirlo y, por lo tanto, especular con ello? Pues, como cualquier otra circunstancia del mercado, yo creo que es posible establecer situaciones en que exista una probabilidad suficiente para tomar una posición en el mercado con ventaja. En ello sigo trabajando de forma discontinua, pero dando discretos pasitos adelante. Porque NO todo siempre debe ser investigación aplicada. A veces hay que dedicar tiempo a la pura teórica aunque, como se decía al principio de esta entrega, cuando actúa sobre la información misma, los límites se diluyan.

Publicidad

One response to “¿ES [EN BOLSA] LO TEÓRICO INÚTIL?

  1. Hola

    Estoy anlizando y mirando comportamientos en valores con gap bajista, tienes algun estudio realizado a mi me interesaria intercambiarnos ideas .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>